El don del sparring


Ilustración de Ubanell


MÁS DURA SERÁ LA CAÍDA

Otra vez noqueado
en el cuadrilátero de la vida,
y siempre en el primer asalto.
Ya está bien de servir de sparring
a los envites del destino,
rebelarme quiero contra esos golpes
engañosos, traicioneros ganchos
de derechas y de izquierdas,
que me empujan una y otra vez
contra las cuerdas de la supervivencia,
cuando yo, ciudadano anónimo,
 tengo la ingravidez de un peso pluma
en combates de pesos pesados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada